5 Super Bowl Voice

 
 
00:00 / 6' 42"
 
1X
 

En mi reciente viaje por EEUU dos cosas me llamaron poderosamente la atención: la implantación del uso de la voz en la interacción con los dispositivos y la fuerza de lo latino.

De ambas cosas tenía conocimiento previo pero hasta que no lo ves in situ es difícil hacerse una idea real del alcance y de las consecuencias. Y cuando algo es verdaderamente relevante en la sociedad americana, aparece en la Super Bowl. El evento deportivo más importante del país que es un espectáculo en sí mismo. Va más allá del deporte y sirve como termómetro incluso de la propia sociedad.

En la super Bowl de este año, Voice First ha estado presente de forma evidente en los anuncios publicitarios, los más importantes del año. Amazon Alexa y Google Home presentaron spots espectaculares de sus dispositivos de voz, Coca-Cola energy realizó una campaña de sampling con Alexa en paralelo a la notoriedad generada por su spot protagonizado por Martin Scorsesse y hasta hubo una mención en el spot de Snickers a los asistentes de voz.

Nos centraremos en contar la acción cross-media de Coca-cola energy por su especial significado. El spot se centra en el concepto “show-up” o “aparece”, instando al actor Jonah Hill a ir a su cita con Martin Scorsesse, algo que finalmente hace tras beber una Coca Cola energy. En paralelo, la marca lanzó una acción para animar a los 17,5 millones de norteamericanos que se calcula no van al trabajo el día después de la Super-Bowl a que pidan una muestra de Coca-Cola energy y aparezcan en el trabajo. En colaboración con Alexa crearon una acción que incluía la distribución de productos en 29 ciudades del país buscando aprender cómo interactúan los usuarios con la voz así como recoger datos.

En un entorno en el que según un estudio del Cap Gemini Research Institute hasta un 70% de la población gradualmente irá reemplazando las visitas al banco o a las tiendas por el uso de los asistentes de voz, la acción no puede ser más acertada..

En cuanto a la fuerza de lo Latino, antes de volver a España, estuve en Miami a una semana de la Súper Bowl. Charlando con el conductor de Lyft venezolano pasamos frente al Super Bowl Stadium de Miami. Una semana después, en el intermedio del partido, Shakira y Jennifer López protagonizaron una electrizante reivindicación de lo latino en un impactante espectáculo. No podía haber mejor escenario para ello cuando el -parece infructuoso- impeachment a Trump está dando sus últimos coletazos.

El próximo día, más.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *